Ruta de la seda

Ruta de la seda

Viaja a Ruta de la seda con nosotros

Especialistas en Ruta de la Seda

llámanos
93.3233423

  • Nombre y apellido

  • Email

  • Teléfono

  • Consulta



Países

 La Ruta de la Seda es un recorrido de 9.000 km. de extensión, de este a oeste de Asia. Si piensas hacer un viaje a China, Uzbekistán, Turquía o algún otro de los países que atraviesa, no dejes de visitar los siguientes destinos destacados.

Sin duda, el platillo principal de cualquier viaje a Asia Central es Uzbekistán, tierra de sol y desierto. Los viajeros modernos encontrarán allí un pueblo cálido y un país lleno de tesoros de las épocas del Imperio Persa. Tashkent, la capital del país, es una bonita ciudad moderna. Samarcanda aún mantiene la plaza del Registán con sus madrasas del tiempo de Tamerlán y el Genghis Khan. Bukhara conserva monumentos, como el Char Minor y el conjunto de Chalián
 
Desviándose 400 km. de la ruta que une a estas ciudades, se encuentra Khiva, joya de la arquitectura musulmana, con el barrio amurallado de Itchan-Kala, declarado Patrimonio de la Humanidad. En las montañas de Nurata, además de ver sus ruinas prehistóricas, puedes hacer trekking o safaris por el desierto de Kizilkum.
 
Hacia el oeste, el mapa de la Ruta de la Seda pasa por Teherán (ya en Irán), continúa en territorio iraquí por Mosul, donde aún se encuentran bellos bazares y mezquitas. Ya en Turkmenistán, la ruta atraviesa el desierto de Karakum con sus tribus nómades, y las ciudades de Merv, declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y Ashgabat, la capital turcomana. Último país del recorrido, Turquía te espera con Ankara, la región de Capadocia y la gran Estambul, que fuera capital de imperios y hoy sigue llena de vida y de sitios históricos imperdibles.
 
De Uzbekistán hacia el este, la Ruta de la Seda viaja a través de China. Allí encontrarás a Lanzhou, la “ciudad dorada” que fue un centro de difusión del budismo, y a Dunhuang, rodeada por las mayores dunas de China, donde no puedes dejar de visitar las Grutas de Mogao. Luego puedes ir hasta Kashgar, bella ciudad musulmana situada entre las montañas de Tian Shan y el desierto de Taklamakan, y de ahí a Xian, último punto de la Ruta de la Seda y capital de la elaboración de este producto. En Xian te aguarda el Mausoleo del Primer Emperador Qin, con sus 7.000 soldados de terracota. Ya casi en la frontera con Tíbet, en Jiayuguan, verás el final de la Gran Muralla China
 
Estos son los destinos destacados de un recorrido posible por la Ruta de la Seda. Cada uno de ellos es el centro de una encrucijada que te abrirá las puertas de un viaje inolvidable.